Sabiendo ya lo que es un rumbo y las clases de rumbo existentes, ahora lo que debemos saber es situarnos en el mar, cómo se hace esto? pues partiendo que normalmente salimos de un puerto ya sabemos la situación inicial, así que podemos poner rumbo a donde queramos teniendo en cuenta que puede variar por agentes externos, así que de vez en cuando debemos situarnos para asegurarnos que navegamos a buen rumbo y si no es así, modificarlo.

Carta del estrecho de Gibraltar


DEMORA

Para ello vamos a utilizar un término nuevo que se llama demora, y ¿qué es una demora?, pues una demora no es más que el ángulo que abre desde el norte a un objeto fijo (faro, montaña, punta, etc.) siendo el centro del ángulo nuestra embarcación y se representa por D.

Demora y distancia mínima

Como podemos observar en la figura anterior, estando en el punto azul, navegamos con un rumbo 045, y tenemos tenemos el faro a una demora de 080º ya que medimos el ángulo abierto desde el norte hasta el punto donde se encuentra el faro. Cabe destacar que si continuamos navegando a ese rumbo, cuando el punto faro se encuentre por nuestro través, formará un ángulo de 90º respecto a la crujía de nuestro barco, y eso querrá decir que a ese rumbo estaremos pasando a la mínima distancia del faro.

Tambien decir que se representa por la letra Z y que existen tres demoras dependiendo de los tres diferentes nortes, demora verdadera, magnética y de aguja, pero nosotros solo usaremos la verdadera que se usará en la carta y la de aguja que se usará abordo.

Zv=Za+dm+desvío; Zv=Za+Ct: como ya vimos en el apartado de rumbos, Ct=dm+desvío.
Za=Zv-Ct.

Para situarnos en la carta, lo que hacemos es medir dos demoras simultaneas como mínimo, y lo que se hace es calcular una y le sumamos 180º para así ver la demora que abrimos nosotros desde el punto que hemos medido, es decir, si vemos un faro, y medimos la demora, tendremos que ver como nos ve el faro a nosotros, así es que esta es la razón por la que se suma 180º al ángulo calculado por nosotros a bordo, ya que el faro está fijo y sabemos su posición, entonces, medimos el otro faro o punto, y hacemos lo mismo. Nos vamos a la carta y trazamos una recta con la demora en cada faro y donde se cruzan es justo la posición nuestra.

MARCACIÓN

Tambien se pueden medir los objetos fijos tomando como referencia la línea de crujía (linea imaginaria que divide el barco en dos mitades simétricas longitudinalmente) de nuestro barco, es decír, el ángulo que abre un faro, por ejemplo, respecto a nuestro rumbo. A esto le llamamos marcación y se representa por M.
Si nos fijamos en la foto anterior, en el  punto azul, pone que el punto p abre 45º hacia estribor, y eso es respecto a la línea de crujía, para calcular la demora, sumaríamos el rumbo + la marcación, es decir, D=45º+45º=90º
Para podernos situar en la carta, lo que tendremos que hacer es convertir la marcación a una demora, y esto se hace de la siguiente manera:
Si la marcación es por estribor Er, será positiva y si es por babor, Br, será negativa, así que lógicamente lo que hay que hacer es ver el rumbo que llevamos, y aplicarle la marcación.

Ejemplo, navegamos a un rumbo de aguja de 247º, y marcamos el faro de punta Europa a 100º Er. siendo dm=5ºNW y Desvío del barco a ese rumbo=2+, calcular la demora verdadera.

Da=Ra+M= 247º+100º=347º;
Dv=Da+Ct=347º-5º+2=344º;

Para ir a la carta tendríamos que sumar 344º+180º para ver como nos ve el farero a nosotros, pero en este caso, al ser 344>180, lo que haríamos sería restar.

Demora opuesta=344º-180º=164;

Ahora ya podemos situarnos en el mar avistando tierra y teniendo la carta correspondiente a la situación donde más o menos nos encontramos.

Compás de marcación